Los Okupas, Un Movimiento Socio Cultural pero sólo en Parte


Hoy en CerrajeroPRO Barcelona vamos a hablar de un movimiento que si bien cuenta con partidarios y muchos detractores no deja indiferente a nadie y es en sí una parte mas de la sociedad tal y como la conocemos, estos son los OKUPAS.




Este es un movimiento que suscita polémica allí donde se desata y tiene la misma repercusión tanto en Europa como en los Estados Unidos por la manera en que se desarrola y por su siempre trasfondo político y social.

Quizá hoy en día ya se ha oído hablar un poco de los “okupas”, aunque no todos saben lo que significa, ni lo que engloba utilizar ese adjetivo en España. Pues bien, es muy fácil de explicar, pero, hay que retroceder muchos años en la historia, para comprender de qué se trata este movimiento.

La denominación “okupas”, es un derivado del vocablo “ocupación”, esto, debido a que durante los años 60 y 70, en el España surgió este movimiento, que básicamente pretendía protestar políticamente y, tener injerencia sobre la posesión de tierras, formas de producción y, también la construcción de locaciones en las cuales, pudiesen seguir reuniéndose.



Además de esto, también está muy ligado estrechamente con las acciones en las que proceden estos grupos a tomar residencias abandonas, bien sean casas, apartamentos, pisos o salones, con la finalidad de hacer una protesta pública en cuanto a la construcción de viviendas y, de la facilidad que se puede generar en cuanto a optar por una.

Ésta corriente, está fuertemente establecida en varios países del mundo, con sus principios arraigados, aunque en cada lugar suelen tener sus propias reglas, que se cumplen dentro del mismo grupo, pero, la esencia natural, es la misma, ya que han nacido con el mismo propósito y se ha mantenido desde sus inicios hasta la actualidad.

También es importante que se consideren los aspectos socios culturales que promueven estos grupos, las personas que siguen ésta ideología, tratan por todos los medios de, buscar viviendas, remodelar espacios abandonados y promover el activismo político, para la propagación de sus creencias a nivel social.

Actualmente, los “okupas”, siguen funcionando en todo el territorio español, algunos grupos más drásticos que otros, pero, algunos, mantienen la intención de ayudar a otras personas que lo necesitan, sobre todo a cubrir la necesidad de tener un hogar, donde puedan sentirse cómodos, seguros y bajo abrigo, la idea principal, es ayudar a los más necesitados.

No obstante, en los lugares de España que aplica este movimiento okupa como en Mataro, puede que haya en algunas ocasiones infracciones o amonestaciones por sus actos, algunos grupos radicales, han tomado por la fuerza sitios que estaban destinados a otros propósitos y, con la ayuda de cerrajeros, han podido tomar posesión de ciertas edificaciones o tierras baldías.




Las autoridades hasta la fecha, mantienen en discusión los efectos legales sobre estos grupos ya que generalmente en su mayoría muchos se han vuelto egocéntricos y solo quieren implantar una idea básica en las sociedad. Los grupos radicales, algunas veces, pueden ser contraproducentes para las personas de sus alrededores.

Por tal motivo, cuando los “okupas”, deciden tomar un bien, ya sea público o privado, obviamente deben buscar las maneras de hacerlo, razón por la cual, utilizan el servicio de cerrajeros, ya que; estos se especializan en la apertura de candados, en cambio de cilindros, fabricación de llaves, instalación de sistemas de seguridad, mantenimiento de cerraduras y de candados.

Todo esto, con el fin de poder tener el control de acceso a la vivienda o espacio que decidan tomar, razón por la cual, les resulta ventajoso contactar con servicios de cerrajería, teniendo en cuenta que los cerrajeros; pueden fabricar cilindros y llaves especiales, así como instalar sistemas de seguridad clásicos y con tecnología.

Este movimiento en la actualidad sigue manteniendo la premisa de cultivar sus ideales, tomar sitios abandonados para sus fines políticos, ha repercutido sobre otros grupos que solo busca ayudar a personas que los necesitan, de hecho, en otros países, cuando se demuestra que el grupo pretende ayudar, no tiene efectos legales la posesión de espacios desocupados.

OKUPAS EN ACCION




Aunque, el tiempo ha avanzado y, los ideales de los grupos “okupas”, han podido evolucionar con el paso de los años, se han adaptado a la actualidad y, se han inclinado un poco más en los problemas políticos pero, esto, quizás no tenga que ver mucho con ocupar lugares abandonados, ya que, la ideología actual prevalece en los pertenecientes a estos grupos.

La importancia de recuperar un espacio vacío por okupas, como tierras, viviendas o edificios, podría ser provechoso tanto para los “okupas”, como para la sociedad en general. Si se evidenciara interés en lo que realmente se basó la creación del movimiento, pero ya no hay relación fiel entre los ideales de origen con las acciones actuales.

Los “okupas”, ya no suelen ser vistos de la misma manera, por lo menos no en España, han traído descontento entre la población que posee bienes privados, además de ser una amenaza latente a las empresas de carácter público, que cuenten con propiedades sin habitar o, que se esté reservando para una empresa futura.

Los problemas sociales persisten con éste grupo social, personas que están en sus cercanías, aseguran que suelen generar disturbios sociales, bullicio, innumerables molestas, debido a que se han prestado para cometer actos vandálicos, además de no pagar por los servicios públicos como legalmente es debido.

Hoy en día, este es un tema de no acabar, hay fuertes confrontaciones entre los defensores de los derechos humanos y, entre quienes aplican la ley de manera correcta. Es muy difícil discutir sobre los derechos sociales y humanos, cuando estos grupos, suelen sobre pasar el derecho de otras personas, que también son buenos ciudadanos.

Los efectos legales se siguen estudiando y se espera que tanto los grupos radicales, como la parte legal y los ciudadanos, puedan llegar a acuerdos que beneficien a todas las partes, con el fin de seguir ayudando a quienes lo necesitan.